exportar a camboya

Camboya: tradición, gastronomía, playas y… ¿negocios?

Una recomendación para 2018: viaje. Viajar abre la mente, despeja el alma y anima el cuerpo. Y, quizás, si viaja con los ojos bien abiertos, encontrará oportunidades para ampliar su negocio.

Otra recomendación: Camboya. Uno de los lugares preferidos de los viajeros más intrépidos por su cultura, sus paisajes, su gastronomía y sus gentes.  Pero este país del sudeste asiático, que ha logrado recomponerse de manera encomiable tras el régimen de los Jemeres Rojos, ofrece más que los templos de Angkor, hermosas playas y apuestas callejeras sobre si lloverá o no en Nom Pen. Camboya puede resultar un destino interesante en el que ampliar negocio. Ya tiene recorrido comercial: forma parte de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y cuenta con varios tratados de libre comercio.

Como todos los mercados en vías de desarrollo, las oportunidades que ofrece son muchas, pero también los riesgos: las infraestructuras camboyanas dejan mucho que desear en áreas como la energía o el transporte; la elevada dolarización de la economía limita la posibilidad de establecer tasas de cambio y políticas monetarias independientes; hay una dependencia de la financiación en condiciones favorables, y por último, el alto nivel de burocracia y las debilidades institucionales y regulatorias también formarían parte de esta lista.

Si nos decidimos a emprender, la recomendación principal es informarse correcta y profundamente sobre la legislación que nos afecta, tiempos medios de pago de cliente y proveedores, previsiones económicas para el país y el sector en concreto, y demás aspectos que puedan influir en la marcha de nuestro negocio. Como solemos mencionar, el seguro de crédito es un buen mecanismo de defensa contra el desconocimiento y los posibles retrasos en los pagos.

Camboya registra una tendencia de crecimiento muy positiva. En 2016, el país creció un 7%; en 2017, las estimaciones apuntan a un +6,9%, cifra que se repetiría en 2018. Los pronósticos para 2019 suman una décima y sitúan la expansión de la economía en +7%. El consumo privado y las exportaciones son el motor de este crecimiento.

Aunque los principales socios comerciales de Camboya, en términos de importaciones, son asiáticos (China, Tailandia, Vietnam, Hong Kong o Singapur), siempre hay cabida para nuevos competidores. Especialmente interesantes resultan los sectores de hilados textiles, vehículos rodados, derivados del petróleo, maquinaria y manufacturas, que encabezan la lista de las importaciones y acaparan casi el 50% de las mismas.

Anímese a visitar este fantástico país. Anímese también a hacerlo con curiosidad emprendedora y permítase sorprenderse con las grandes oportunidades que ofrece.



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.