economía de china

Salvando el mundo compra a compra

Idea para un ejercicio mental: primero, intente recordar lo que pensaba sobre la economía de China hace veinte años. Si es demasiado joven, vuelva en el tiempo lo más atrás que pueda. ¿Qué ve? Si ha visto reportajes de noticias en la televisión o, dando por hecho que se toma en serio sus necesidades informativas, ha leído análisis económicos, probablemente se imagine algo como baratijas, o juguetes y ropa cutre.

Ahora piense de nuevo, pero esta vez centrándose en el presente. ¿Qué ve cuando evoca esta economía china? ¿Electrónica de gama alta en Alibaba, la plataforma de venta online más grande del mundo? ¿Largas colas de adinerados turistas esperando fuera de tiendas de lujo en Londres, París y Nueva York?

Hay muchas señales que alertan de la transformación de China, de fabricante  de productos de poco margen dependiente de las exportaciones, a economía impulsada por el consumo. Pero, ¿qué significa este cambio para la economía mundial?

Estados Unidos es hoy el mercado más grande de consumo final, con cerca del 30% del consumo de los hogares en el mundo. A medida que contempla más políticas proteccionistas, el mundo deberá buscar un sustituto.

China es un fuerte candidato gracias a su envergadura económica (11 billones de dólares) y a un ritmo de crecimiento récord (+6%). El consumo final agregado de China pasó de representar una décima parte del de Estados Unidos en 2005, a un tercio en 2016.

Si extrapolamos esta tendencia y asumimos una apertura gradual del mercado chino para bienes de consumo, el consumo privado de China podría igualar al de Estados Unidos en 2040.

Hay tres claves para hacer de China el consumidor número uno mundial:

  • Consumerización y crecimiento de los ingresos provenientes de una industrialización inteligente.
  • La exitosa internacionalización de la divisa.
  • Cooperación estratégica y generación de influencia. Piense en el macro plan “Un cinturón, un camino” y se hará una idea de lo que estamos hablando.

¿Quiénes deberían ser los principales ganadores de la subida del consumo en China? Primero, los productores de bienes de consumo para la clase media China de Estados Unidos, Europa Occidental y Asia industrial (Singapur, Japón). Segundo, los exportadores de materias primas de Rusia, Asia Central y del Este, y Oceanía, puesto que el plan “Un cinturón, un camino” reduce los costes de las transacciones. Finalmente, los proveedores competitivos de los países ASEAN y el Sur de Asia que encajan en el plan “Made in China 2025”.

En cualquier caso, hay tres riesgos: una crisis turbulenta del crédito; el impacto de una demanda negativa por parte de Estados Unidos; y la intensificación de la política regional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.