qué hacer en el aeropuerto

¿Qué hacer en el aeropuerto? (Además de esperar…)

Si es usted un lector asiduo del Exportómetro, es probable que pase tiempo en aeropuertos. Hay quien los encuentra tediosos, agobiantes, o incluso desesperantes. Pero en estos templos de vorágine también hay espacio para el entretenimiento, el relax o el aprendizaje.

Si bien a nadie le agrada que su vuelo se retrase y, ciertamente, muy pocos aguantarían las vicisitudes a las que tiene que hacer frente Viktor Navorski en la emocionante cinta La Terminal (Steven Spielberg, 2004), hay algunos aeropuertos que pueden hacer que la espera merezca la pena.

  1. Una experiencia culinaria inolvidable

En la futurista terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid, encontramos Kirei, un restaurante japonés del reputado grupo gastronómico Kabuki, con productos de primera calidad y una carta a base de sushis, sopas, pastas y parrilla.

El televisivo Gordon Ramsay abrió en el londinense Aeropuerto de Heathrow,  Plane Food en 2008, con opción take away y una carta renovada hace apenas medio año, con platos británicos reinventados con guiños a la cocina de otras culturas. Los precios son asequibles y su Cocktail Bar, más desenfadado, ofrece un menú a base de tapas en el que los niños cenan gratis.

En el Aeropuerto Internacional de Atlanta encontramos el One Flew South, un fantástico tres en uno: elegante sushi bar, moderno restaurante de cocina contemporánea y coctelería de autor. Una apuesta que no le dejará indiferente.

  1. Tratamientos relajantes, para volar con los pies en la tierra

Aeropuertos como el Hamad en Catar, el Kingsford Smith de Sídney, o Dubai o Barcelona – El Prat, ofrecen una experiencia casi celestial antes de haber si quiera subido al avión. Sus spas ofrecen un amplio abanico de tratamientos, masajes y servicios de belleza, perfectos para llegar a punto a su próximo destino.

  1. Un poco de deporte, por favor

Si es de los que prefiere matar el tiempo liberando endorfinas, también hay aeropuertos hechos a su medida. Además de los clásicos gimnasios, que podrá encontrar en algunos destinos como el Aeropuerto Internacional de Baltimore-Washington o Changi – Singapur, hay aeropuertos que le proponen actividades más extremas: practique golf en el Dom Muang de Tailandia, surf en Munich, o patinaje sobre hielo en el aeropuerto de Incheon (Corea del Sur).

  1. Las compras, un clásico

Un retraso en un vuelo, puede darle la oportunidad para realizar esas compras de última hora: un detalle para sus hijos, su novio, su esposa o su cliente. En este sentido, parece que Asia se lleva la palma y entre sus aeropuertos se cuentan algunos con las mejores selecciones de tiendas, como el de Changi, de Singapur (que se cuela en todas las listas de los mejores aeropuertos del mundo), el de Dubai, en Emiratos Árabes Unidos, o el aeropuerto Internacional de Hong Kong, en China.