insolvencias y grandes quiebras

Cara de póker

La aceleración económica llega con sorpresas. Los volúmenes de facturación están creciendo, pero también lo hacen los costes de los insumos y el efecto en las empresas puede ser importante. Aunque el crédito sigue siendo barato, ha llegado la hora de destetar al sector privado de la liquidez abundante. Y por supuesto, cuando hablamos de riesgo político, las apuestas están en el aire.